All the Little Animals (1998) Script

Todos Los Pequeños Animales


Cuando el viento barre a través de un campo de hierba, produce...

...pequeñas olas en ella como si fuera un lago. Escucha entonces, porque...

...cada ráfaga es una historia susurrada de la tierra...

Es curioso...

Puedo ver mi antiguo yo claramente.

Recordar cómo me sentía...

...es mucho, mucho más difícil.

A veces los sentimientos vuelven a mí cuando estoy...

...excavando...

...o en un sueño.

Pero mayormente, él ya no está.

Ese yo anterior...

...difícilmente pudo hacer algo...

...incluso pensar algo.

Quiero decir, yo puedo...

...puedo leer un poco.

Y puedo escribir un poco.

Puedo hablar...

...pero rara vez lo hice.


Ése fue, en verdad.

Todo comenzó en ése día.

Esa fue la mañana que desperté luego de mi sueño del zorro.

Y supe, bien adentro, que El Gordo había matado a mi madre.

No quiero decir que él la asesinó ni nada por el estilo...

...pero de todas maneras la mató.

Él le gritó hasta matarla.

Solía oírlo gritarle cuando estaba en mi cama de noche.

Cuando mi madre se casó con El Gordo era bonita. Hermosa, a decir verdad.

Pero después se puso cada vez más delgada hasta que sólo se murió.

Él la mató.

Hola.

Buenos días, Peter.

Hola. ¡Peter!

Hola, Peter.

Eres hermoso, pequeño ratón.

Aquí vamos.

Magia.

Come unas migajas.

Ahí vas. ¿Eres mágico?

¿Lo eres? ¿Eres mágico?

Si fueras mágico, podrías hacer sueños realidad, ¿no es cierto?

Sé lo que yo desearía.

Desearía vivir en un reino mágico.

Tú podrías ser Rey y yo sería el hijo de...

...Dios.

¿Algo así? ¿Lo harías?

¿Estás ahí, Bobby?

Bobby tiene un pequeño Rey.

El Rey era blanco como la nieve.

A donde fuese que Bobby fuera...

...el Rey seguro iba.

Estamos en buena forma, ¿no? ¿Para el funeral de mami?

Tengo tu traje.

Me dijo que me quede por aquí mientras tú te cambias.

Tengo toneladas de trabajo para hacer también, antes que nos vayamos.

¿Tú vienes?

Apenas conocías a mi madre.

Aquí, mira.

Te conseguí esto.

Te podría animar un poco, más tarde.

Gracias, Dean.


Muévete, chico, sigue.

Por la gracia de Dios Todopoderoso...

...en su gran misericordia, que tomó para sí...

...el alma de nuestra querida hermana aquí difunta...

...nosotros por eso encomendamos su cuerpo a la tierra...

...a la tierra lo que es de la tierra, ceniza a las cenizas, polvo al polvo...

...con la seguridad y certeza de la resurrección a la vida eterna...

...a través de nuestro Señor, Jesucristo.

Amén.


Vamos, Bobby, ábrelo.

Vamos, vamos.

Feliz cumpleaños, cariño.

Feliz cumpleaños.

Mi madre conoció a El Gordo...

...en una época en que estaba muy preocupada por la tienda.

Los negocios iban mal, pero entonces le dio a El Gordo un trabajo importante...

...y después de eso, las cosas mejoraron mucho de nuevo.

Solíamos ir allá una vez a la semana y visitábamos todas las secciones.

Yo saludaba a todo el mundo y ellos me sonreían y me devolvían el saludo.

Vi la tienda ese día, desde el auto.

Vi el nombre PLATTS en grandes letras rojas sobre la puerta.

El nombre de mi madre.

Mi nombre.

Nuestra tienda.

Lo más importante sobre mí es que cuando era pequeño...

...fui chocado por un auto.

Me hirió gravemente la cabeza.

No he estado realmente bien desde entonces.


Levántate, Bobby.

Mi Dios, mira tu estado. Vamos.

Lo siento, Bobby. Quiere verte ahora, en el estudio.

Mi Dios.

Luces como mi abuela, pero en coma.

Toma, la azul hará que te muevas.

Vamos.

Ya, ¡vamos!

Despiértate. ¡Muévete!


Entre.


Bobby.

¿Cómo estás?

El funeral fue bastante agradable, creo.

Quizás te interese saber...

...que he estado pensando en el futuro.

Tú futuro.

Quiero ver al Dr. Forrest.

No me gusta el Dr. Clarke.

¿A Bobby no le gusta el Dr. Clarke?

Me hace tomar pastillas.

¿Esto significa que a Bobby le gusta el Dr. Forrest?

Él no me hace tomar pastillas. Él habla conmigo.

¿Terapia?

Eso es una broma.

Mírate.

Años de charlas y ninguna mejora en lo absoluto.

Pobre, pobre Bobby.

¿Cuál es el problema?

Justo a tiempo. Entre.

Sólo quiero decirte, Bobby, cuán...

...apenado estoy por lo de tu madre.

Se la extrañará. Realmente se la extrañará.

Gracias.

Stuart, ya que estás aquí, ¿te importaría atestiguar...

...la firma de Bobby en estos documentos?

Sí, está bien. Por favor, siéntate.

Ahora, Bobby, ¿puedes prestar atención?

Necesito tu firma en estos documentos...

...donde lo indiqué.

Y Stuart será testigo.


No.

¿Qué quieres decir con "no"?

No.

No.

No firmo.

Mi madre me dijo, antes de morir, que nunca, nunca firme.

Ella lo dijo. Esto no te concierne en nada a ti.

Son asuntos legales concernientes a tu bienestar.

¿No era que estabas a mi cargo?

Ella dijo que no.

Mira, tu firma...

...significa que se harán cargo de ti.

Eso es todo.

No, ella dijo que no lo haga. Me hizo prometerlo.

Mira...

Seguramente no tiene que hacer esto hoy mismo.

Con el funeral y todo eso.

Lo que significa que esto puede esperar un par de días.

Supongo que tendrá que esperar.

Te veré en la mañana.

Bobby, ven aquí. Siéntate.

¿Y qué fue todo eso, "Bobby Bobo"?

Parece que tengo que agradecer a tu madre por estas tonterías...

...alguna clase de gesto de fallecimiento.

Crees que esto tiene algo que ver con la tienda, ¿no es cierto?

¿Y qué si es así?

¿De qué te sirve la tienda a ti?

Déjame aclarártelo.

Si firmas estos papeles, lo correcto será que vivas aquí conmigo.

Justo como lo vienes haciendo.

Sin embargo, para alguien como tú...

...podrían hacerse otros arreglos.

No, no entiendo.

Bobby...

...ni siquiera tú eres tan subnormal como para no saber...

...que hay ciertos hospitales especiales...

...donde gente como tú puede ir...

...cuando están demasiado enfermos como para arreglárselas en casa.

No estoy enfermo.

No puedes enviarme a un hospital si no estoy enfermo.

Creo que puedo.

Con la ayuda del Dr. Clarke, ciertamente puedo hacerlo.

Te llevarán.

Y te retendrán...

...para siempre.

Piensa en eso.

Te pudrirás ahí con todos los otros chiflados...

...hasta que seas un hombre muy, muy viejo.

No puedes. Sí puedo.

Pero no tendré que hacerlo si eres sensato.

Todo lo que tienes que hacer es firmar, y será "hogar, dulce hogar".

Te daré algo de tiempo para que lo pienses.

Mañana a la tarde, precisamente a las 16:00...

...levantaré el teléfono...

...y llamaré al Dr. Clarke.

Le diré que la muerte de tu madre ha sido un terrible revés para ti.

Y que en tu estado actual...

...no puedo tenerte en casa.

Lo que sucede a continuación, lo dejo para que lo deduzcas por ti mismo.

Puedo asegurarte...

...que si tu pobre madre estuviera aquí ahora...

...estaría arrodillada.

Arrodillada...

...rogándote para que firmes la transferencia de la empresa.

Puedes irte ahora.

Los gemidos no.

Odio los gemidos.

Levántate.

Levántate y lárgate de aquí ya mismo.


¡Peter! ¡Peter!

¿Peter?

¡Peter! ¿Dónde estás?

¡Peter! ¡Peter!

¿Peter?


¿Qué sucede, Bobby?

Nada.

Sólo buscaba algo.

¿Te refieres a Peter?

¿Dónde está?

Lo quiero.

Está en un lugar seguro.

Verás, siempre supe sobre Peter.

Dame mi ratón. Quiero mi ratón.

Tuve una pequeña charla con él...

...y Peter realmente necesita tu firma...

...en esos papeles.

Él entiende que, de otra manera, nunca lo verás de nuevo.

No puedo.

Se lo prometí.

Será el Dr. Clarke para ti.

Mañana.

16:00 en punto.

Y esto es todo tu culpa.

Nunca quise que esto pasara.


Me fui por la puerta trasera, por donde el camión de la basura...

...pasa a recolectar la basura.

Nadie me vio. No pudo haber sido más fácil.

Me detuve a enterrar a Peter debajo de uno de los árboles...

...que estaban junto al camino.

Luego de eso, quería sentarme en el césped a descansar...

...pero tenía miedo de El Gordo.

Tenía miedo de que enviara a la policía a llevarme de regreso.

Así que solo seguí caminando todo el día.

Luego caminé y caminé lo más rápido que podía...

...hasta que las casas se hicieron pocas y había más árboles.

Al principio era divertido...

...porque me había pasado encerrado mucho tiempo...

...pero luego empecé a cansarme.


Mira, ese tipo está en problemas.

¿Estás bien? ¿Estás enfermo?

No, sólo estoy cansado.

Hambriento.

¿Intentas llegar a alguna parte?

Sí, Cornwall. Claro, haciendo dedo.

Caminando.

¿A Cornwall? Debes estar bromeando.

No.

Sí, está bien, Des, súbelo.

Bueno, ven con nosotros en la camioneta.

Ése es Jim, el perro. Hola.

Es amistoso, sólo acarícialo. Hola, perrito.

Nos alegra poder darte un aventón. Somos viajantes.

Mi nombre es Des, ¿cuál es el tuyo?

Soy Bobby.


Bien, esto es Glastonbury. Aquí doblamos hacia Avalon.

Conseguirás fácil que te lleven desde aquí.

Claro.

Gracias por llevarme. Sí.

Nos vemos. Buena suerte. Saludos, compañero.

Adiós perrito.


Disculpe, ¿va hacia Cornwall?

No, lo siento compañero. Voy hacia el otro lado.

Disculpe, ¿va hacia Cornwall?

No, hacia Londres, compañero.

¿Usted va hacia Cornwall?

Sí, no hay problema. Súbete.

Tienes suerte, ya me estaba yendo.

Entonces, ¿dónde está tu equipaje?

No necesito nada porque voy a quedarme con mi abuelo.

Bueno, yo termino en Truro.

Dijiste que ibas a Cornwall.

Truro está en Cornwall.

¿Tienes algo de dinero?

Sí, algo.

Puedes comprarnos algo para comer y unas tazas de té en la próxima...

...estación de servicio.

No vamos a detenernos luego.

El camión debe estar de vuelta en el depósito para las 19:00.

¿Eso es una pata de conejo?


¿Ya estamos en Cornwall?

Sorpresa, sorpresa, despierto al fin.

No sirves como compañía.

Dormido todo el camino.

Mira, es un zorro.

Mira eso, ¿quieres?

Mira como le acierto al maldito.

¿Qué está haciendo? ¡No! ¡Deténgase!

¡Quítate! ¡Quítate! ¡Suéltame!

Suéltame. Harás que nos matemos.

Jesús, aguanta.

¡Mi Dios!

¡Carajo!


No.

Déjalo tranquilo.

¿Qué es eso que tiene ahí?

Es un conejo. Está muerto.

Se supone que uno ayude a la gente cuando tiene un accidente.

No tiene caso. No hay forma de ayudarlo.

De todas maneras, sólo se ayuda a la gente buena.

Él no es bueno. Mató a este conejo.

Sí, lo vi. Estaba con él cuando lo hizo.

No, era un zorro. Yo vi a un zorro.

No, el zorro escapó ileso.

Éste es el pobre conejito que quedó en el camino.

Mira. Te lo dije.

Está como el conejo ahora.

Muerto.

Muerto.

Se supone que hay que enterrar a la gente muerta.

Su propia especie puede hacer eso.

Yo tengo otro trabajo.

¿Qué edad tienes, muchacho?

Tengo 24. ¿24?

No me sorprendería que aún no cumplieras los 18.

No, tengo 24.

No es justo, todo el mundo siempre cree que soy más joven, pero soy un hombre.

Sólo siento como un niño.


¿Por qué enterró al conejo?

Porque estaba muerto, chico.

Porque quiero.

Cuando matan a una criatura, la devuelvo a la tierra.

Lo considero mi trabajo.

¿Su trabajo?

A los conejos generalmente se los considera como...

...animales agradables.

Mientras que a las ratas, por ejemplo, generalmente se las detesta.

Ambas son criaturas vivientes de igual valor...

...en el esquema de la naturaleza.

Cuando mueren, deberían ser enterradas.

También se supone que se entierre a la gente muerta.

¿Gente? La gente no tiene ningún valor en lo absoluto...

...por lo que a mí respecta.

Además, ellos se pueden enterrar entre sí. Los animales necesitan ayuda.

Todos los hombres los matan.

Yo los entierro.

Entierro conejos, ratas, ratones y pájaros.

Y sapos, erizos, incluso caracoles.

¿Pero dónde encuentra tantas cosas para enterrar?

¿Dónde crees?

En las carreteras, chico. En las malditas carreteras.

El auto es una máquina asesina, simple y llano.

He enterrado a tantos.

Bueno, tú debes saberlo.

Debes haber estado en automóviles y sentido ese pequeño golpe...

...ese tenue crujido bajo las ruedas.

Seguramente has tenido ese momento de indecisión...

...cuando alguna pequeña criatura aparece delante de tus faros...

...pero le pasas por encima de todas maneras y te olvidas de ella.

¿No pones el grito en el cielo...

...cada vez que el cuerpo de un pájaro golpea la preciosa pintura de tu auto?

¿Cuántos has matado, chico? ¿Y por qué?

¿Por qué? Deténgase.

Nunca manejé un auto. No sé manejar.

Está bien, está bien, chico.

Lo siento.

No lo sabía.

Me alteré un poco.

Deja de llorar.

Por favor...

...deja de llorar.

Mira, sentémonos y tomemos una taza de té.

Ven, conozco un buen lugar.

Vamos.

¿Puedo ir con usted?

¿Ir conmigo? ¿A dónde?

Ya sabe, a donde usted va.

A donde vive.

A quedarme, nada más.

¿A quedarte? No, por supuesto que no.

No puedes venir conmigo.

No, creo que es hora que vayas a casa...

...o a donde sea que estuvieras yendo.

No puedo irme a casa. Me escapé.

Bueno, no puedo llevarte conmigo.

Está fuera de cuestión. Tengo trabajo que hacer.

Puedo ayudarlo con el trabajo. Quiero ayudarlo.

Bien, todo bien, muchacho. No te conozco.

¿Y dices que te has escapado?

Bien, eso no es bueno.

Alguien puede venir a buscarte. No puedo meterme en eso.

Pero puedo ayudarlo con el excavado. Puedo cargar las cosas por usted.

Escucha, ¿eres tonto o algo así? Dije que no.

No, no, no. Ahora, vete. Vete a casa.

¡Quiero hacer algo bien! ¡Nunca tengo nada que hacer!

Todo está bien. No, no, no.

Levántate.

¿Por favor, puedo ir? No tengo a donde ir.

Bueno, yo--

Bueno, quiero decir--

¿Realmente quieres ayudarme con el trabajo?

Sí. Por favor.

¿Te gustan los animales?

Amo los animales.

Entonces, ¿puedo ir?

Sí, supongo que sí.

Quiero decir, si realmente quieres venir.

Sí.

Gracias.

Gracias. Es un hombre muy amable.

Vamos, si es que vienes.

Se le cayó su whisky. Gracias.

Hay un par de cosas importantes que tienes que recordar.

La primera es, nunca hables con nadie...

...acerca del trabajo o sobre mí. ¿Entiendes?

Sí.

La segunda es, siempre haz lo que yo diga.

La tercera es...

...nunca debes matar nada.

¿Entiendes eso?

Nunca matar ningún ser viviente.

Sí, las recuerdo todas. Lo prometo.

Bien. Eso es todo, entonces.

Por cierto, ¿cómo te llamas? Bobby.

Llámame Sr. Summers.

Oscurecerá pronto.

Tenemos un largo camino por delante.

¿Qué es ese ruido, Sr. Summers?

Ya verás.

¿Ves? Es bambú.

Hace suspiros en el viento.

Vamos, muchacho.

Imagino que es la tierra que me suspira.

O toca su música.


¿Quieres algo de cenar, muchacho?

Sí, por favor.

Ven, aquí.


Lávate las manos y siéntate.


¿Para quién es eso?

¿El queso? Es para los ratones.

Cuando los ratones hayan terminado...

...las cucarachas vendrán y comerán lo que quede.

Es la manera de la naturaleza.

Entonces, ¿alimentas los ratones todas las noches?

Todas las noches que estoy aquí.

Si los alimento, no me roban.

La gente generalmente matan a los ratones cuando no quieren que robe.

Pero yo los alimento.

Bien, creo que es hora de que te vayas a la cama.

Puedes dormir ahí por esta noche.


Gracias.

Buenas noches, Sr. Summers. Apagaré las luces ahora.

Sr. Summers. ¡Mire!

Son ratones. Son los ratones.

Tuve un ratón de mascota.

Era un hermoso ratón blanco y negro llamado Peter.

Era tan dócil que se sentaba en mi mano.

Si Peter estuviera aquí...

...esos ratones lo harían su Rey o algo así.

Me gustaría oír más sobre ese ratón tuyo alguna vez.

Ahora creo que debes dormir.


¿Sr. Summers?


Hice mucho de eso, aquél verano en Cornwall.

Pasé mucho tiempo viendo pequeñas criaturas...

...ocuparse de sus propios asuntos en el pasto.

Solía tener sueños con los ojos abiertos.

A veces era como si yo fuera tan pequeño...

...como las cosas que observaba.

Solía meterme junto a ellos de tal forma...

...que todo era enorme a mi alrededor.

Algunas veces me perdía allí...

...pero cuando tenía miedo, siempre volvía a ser yo mismo de nuevo...

...así que nunca lloraba.

Parecía que todas esas pequeñas cosas iban hacia alguna parte.

Nunca descubrí dónde era.

Buenos días, muchacho.

¿Dónde has estado? Estuve en el pueblo, haciendo compras.

Compré algunas cosas para ti.

Ven adentro, te mostraré.

Así que, entonces...

...te conseguí unas botas...

...una bolsa de dormir. Ahí está.

Y una mochila para ti solo.

Un termo.

Sí, y una pala, para excavar.

Y un cepillo de dientes.

Espera.

Te conseguí esto.

Bueno, vamos, muchacho. Ábrelo.

¡Brillante!

Yo siempre-- Gracias--

Gracias por todo, pero realmente siempre quise una de estas navajas.

No es un gran pueblo, pero las tiendas son muy buenas...

...por los vacacionistas y los turistas, ¿ves?

Ahora, nos haré algo de almorzar.

Luego tenemos que poner manos a la obra.

Tenemos un trabajo especialmente importante.

Tenemos que lidiar con un lepidopterista.

¿Qué hace el lepidopterista con las mariposas muertas?

Les clava alfileres, muchacho.

Las guarda en vitrinas con cubiertas de vidrio.

Las colecciona, miles de ellas.

¿Por qué tiene que matarlas?

¿Por qué no puede observarlas cuando están vivas?

Las mata porque no ve nada malo en matarlas.

Además, son muy fáciles de atrapar y matar.

¿Cómo lo hace Sr. Summers?

Ya lo verás, muchacho.

Lo verás esta noche.


¿Qué es eso que tiene? Es una máquina engañosa.

Es una luz tan brillante...

...que todas las mariposas e insectos de kilómetros a la redonda son atraídos...

...engañados por la luz, ¿ves?

Vamos a apagar su luz.

¿Cómo?

Rompiéndola, muchacho. Rompiéndola.

Ya estuve una vez aquí antes y ya la rompí antes.

¿Es parte del trabajo?

Sí.

¿Puedo hacerlo yo?

¿Qué?

No lo sé.

Por favor.

Está bien. ¿Por qué no?

Corres más rápido que yo, eso es seguro.

Toma esta piedra.

Corre tan cerca como te atrevas...

...y arrójala justo en el centro. Arrójala tan fuerte como puedas.

Destrúyela.

¿Crees que puedes hacerlo?

Sí, puedo hacerlo. Bien.

¡Ahora!

¡Corre!

¡Hazlo!

Vamos, por Dios santo. ¡Hazlo!

Buen chico.

¡Sr. Summers! ¡Sr. Summers!

Soy yo.

Vamos, apresúrate, chico. ¡De prisa!

¿Y el perro?

No te preocupes por él. Mira.

Te dije que estuve aquí antes. Vamos, ¡de prisa!

¿Lo hice bien?

Sí, Bobby.

Tengo que decir que lo hiciste muy bien.

¿Cómo te sientes?

Me siento bien.

Estoy un poco cansado, pero aparte de eso estoy realmente bien.

El primer día fue el más excitante...

...de todos mis días con el Sr. Summers...

...a causa del ataque a la luz del lepidopterista.

Nunca más hicimos algo como eso...

...aunque el Sr. Summers tenía muchos planes y proyectos.

El resto del tiempo caminábamos de un lado a otro...

...de las angostas y retorcidas carreteras...

...enterrando a los animales que los autos habían aplastado.

Curiosa talla, ¿no crees?

Es un elefante. Tienes razón, Bobby, lo es.

A medida que nuestra parte de Cornwall se llenaba cada vez más...

...de vacacionistas, había cada vez mas autos...

...cada vez más muertes.

¡Maníaco!

¡Lárgate de aquí, lunático!

Era un trabajo importante...

...pero triste.

El Sr. Summers se enojaba y enojaba...

...y empezaba a beber whisky de la botella durante el día.

Decía cosas horribles sobre la gente en los autos...

...aunque a mí me parecían bastante ordinarios.

Pero siempre fue muy amable conmigo.

Sr. Summers, mire.

No.

No un tejón.

Pobre criatura.

Debe haber sido chocado anoche.

¿Por qué?

¿Por qué, en el nombre de Dios? ¿Podría alguien decirme por qué?

Es tan hermoso, ¿no?

Es grande. No tenía idea de que fueran así de grandes.

Es demasiado grande como para enterrarlo por aquí.

Lo recogeremos a la tarde y lo enterraremos en algún lugar especial.

Tenemos que sacarlo del camino.

Vamos, Bobby.

Levántalo.

Eso es.

Tráelo por aquí.

Pongámoslo junto al muro.

Ahí está bien. No lo pueden ver desde ahí.

Lo recogeremos y lo enterraremos luego.

Bastardos.

Malditos bastardos.


Maldición, cometí un error.

No queremos involucrarnos en todo esto. Vámonos, Bobby.

Pero estaría bien comprar helado, ¿no?

Está bien. Vamos.

Bien. Sí.

No tardes. Ya sabes que no me gusta la playa...

...con la gente de vacaciones ahí.

Esperaré por ti aquí. Está bien.

Gracias, Sr. Summers. No se preocupe, no tardaré.

Apúrense, vamos.

Bobby.

¿Eres tú realmente, Bobby?

¿Dónde has estado?

Bernard te ha estado buscando por todas partes.

Ven a tomarte un helado.

No, tengo que volver.

¿Hay alguien esperándote? Sí.

No, no. Es sólo--

Está todo bien. Cálmate. Cálmate.

Vamos a buscar ese helado.

Llama a la oficina. Sí, los llamaré.

¿Por qué te escapaste, Bobby?

Tenía miedo. ¿Miedo?

¿De qué tenías miedo?

De él.

De él. De El Gordo, mi padrastro.

No entiendo.

Él era horrible. Mató a mi ratón mascota.

Dijo que me enviaría lejos, a un hospital, para siempre.

Cálmate, Bobby.

No puedo aceptar que él--

Quiero decir, no es exactamente la clase de persona que era tu madre...

...pero no es tan malo como eso que dices, seguramente.

Dos conos de vainilla, por favor.

¿Los quiere con copos?

¿Copos? No, no sin los copos. Gracias.

- Sin copos. ¿Dos conos, querido? Bobby. ¡Regresa!

¡Bobby!

¡Bobby! ¡Espera!

¡Bobby!

¿Dónde estoy?

¡Sr. Summers!

Estoy perdido.

¿Cómo puedo ser tan estúpido?

Sr. Summers.

Tengo algo que decirle.

¿Tiene algo que ver este "algo" con ese día que te perdiste en la playa?

Sí, tiene que ver.

Pero no es sólo eso.

Es mi historia completa.

Usted no lo entendería a no ser que le cuente toda mi historia.

Ese hombre era--

Su nombre es Sr. Whiteside.

Tomó siglos.

Nos sentamos y fumamos un cigarrillo tras otro...

...mientras le contaba que había sucedido...

...en la playa con el Sr. Whiteside.

Le conté todo eso...

...y volví al comienzo...

...y le conté sobre mi madre...

...y sobre la tienda, y El Gordo.

Le conté sobre Peter, el ratón...

...y sobre cómo El Gordo lo había matado.

Y lo asustado que estaba.

Luego le conté sobre cuando me chocó un auto en la calle cuando era pequeño...

...y que no quedé bien desde entonces.

Le conté sobre las enfermeras y los tutores...

...y que nunca tuve que ir a la escuela.

Le conté sobre Dean...

...y de cuando me escapé a Cornwall.

Entonces le pregunté si debía marcharme.

No, Bobby.

No tienes que irte.

¿Puedo continuar con el trabajo?

Sí.

¿Puedo vivir aquí con usted?

Sí, puedes.

Sr. Summers.

¿Sí?

Lo quiero.


Pero estoy preocupado por--

Por--

El Sr. Whiteside podría...

...decirle a El Gordo que estoy en esta zona del país.

Él podría intentar buscarme.

Ya te dije que podías quedarte.

Estoy más preocupado por el efecto que todo esto podría tener sobre ti.

Voy a dar un paseo.

Necesito tiempo para pensar sobre todo lo que me acabas de contar.

Tú trabaja en tu libro o lo que sea.

Volveré en un rato.


Dime, Bobby...

...¿alguna vez te has preguntado por qué...

...vivo como vivo y hago lo que hago?

Porque ama a los animales.

Sí, porque amo a los animales.

Y porque yo creo que ellos son vida.

Vida igual a nosotros mismos...

...y no en alguna forma menor--

Alguna forma menos valiosa.

Yo también tengo una historia.

Quiero que escuches cuidadosamente.

Primero que todo, había un hombre joven.

Él fue directo de la escuela a trabajar en un banco.

Trabajó muy duro y se convirtió en el gerente del banco.

Pero eso tomo mucho, mucho, mucho tiempo...

...y como él trabajaba tan duro...

...no tenía realmente tiempo para pensar en conocer gente...

...conseguir una novia.

Sin embargo, eventualmente conoció a una chica.

Ella era mucho más joven que él y era muy hermosa.

Él se enamoró de ella.

¿Quién podía culparlo? Era maravilloso.

Después de todos esos años de no hacer nada más que trabajar...

...conocer a una hermosa mujer...

...quien parecía admirarlo tanto...

...fue como una recompensa.

Entonces el hombre compró una adorable casa en las afueras de la ciudad.

Una gran casa. Un jardín enorme.

Se casaron y se mudaron allí.

No mucho después de eso...

...bueno, los detalles no son importantes.

Él llegó a entender que la mujer con la que se había casado...

...era falsa.

Mentirosa.

¿Sr. Summers?

Sí, fue por ese tiempo...

...que se volvió obsesivo con sus nuevas ideas sobre los animales...

...y fue lo suficientemente tonto...

...como para empezar a hablarle sobre sus ideas a sus conocidos.

Y su esposa empezó a molestarlo con el jardín.

Lo hizo trabajar en el jardín aún cuando sabía...

...que él odiaba arrancar las plantas silvestres...

...y reemplazarlas con plantas compradas.

Ella lo hizo matar para proteger a esas plantas nuevas.

La vida se tornó cada vez más dura para el hombre.

Se sentía enfermo todo el tiempo, empezó a cometer graves errores en el trabajo.

La vida se sentía como...

...una larga, oscura...

...y húmeda tarde.

Él sólo quería morir.

Pero no pude hacerlo, Bobby.

No pude suicidarme porque sabía que si lo hacía...

...sería como si ella me hubiera matado.

Y mi muerte...

...es lo que, en el fondo, ella realmente quería.

No podía darle esa satisfacción.

Así que...

...la maté.

La asfixié...

...con una almohada.

Pero usted no mata.

Lo hice esa vez...

...esa única vez...

...porque tenía que hacerse.

¿Y qué pasó con la policía?

¿Se enteraron de eso?

No lo sé.

No encontraron un cadáver, eso es seguro.

Lo incineré.

Y tomé una gran cantidad de dinero del banco.

Me escapé. Igual que tú, Bobby.

Fue el día más excitante de mi vida.

Luego vagué por ahí por un tiempo...

...por todo el país.

Finalmente, vine aquí.

No, puedo hacerlo.

Hay algo que quiero mostrarte.


¿Ese es el dinero que se llevó?

Una parte de él.

Hay tres cajas más como ésta debajo del ropero.

Más dinero del que tú o yo necesitaremos jamás.

Suficiente como para que vivamos aquí para siempre.

O algún otro lugar como éste.

Bueno, eso es genial.

No del todo. Aún tenemos que considerar a El Gordo.

Hay que ocuparse de él de algún modo.

¿Ocuparse de él?

¿Quiere decir, matarlo?

¿Matarlo?

No, no vamos a matarlo.

Ahora que ya sabes que el dinero no será nunca un problema...

...¿qué piensas de dejar que El Gordo se quede con la tienda?

Por mí, está bien, supongo.

Pero me siento mal por mi madre...

...porque sé que ella no hubiera querido que fuera así.

Pero si ella hubiera sabido que viviría aquí...

...y que no necesitaría la tienda...

...o inclusive la casa, o lo que sea...

...entonces creo que estaría de acuerdo en dejarla ir.

Ya sabes, porque lo que ella quería es que yo fuera feliz...

...y eso es lo que soy aquí, con usted.

En ese caso...

...tú y yo iremos a Londres a ver a este hombre.

No estoy seguro sobre eso.

Ya dije como es él.

Él realmente me odia.

Mira, lo visitaremos en su oficina, en la tienda.

El personal de la tienda estará allí y su secretaria también.

¿Qué podría hacer a plena luz del día...

...delante de los empleados?

Creo que funcionará.

Puedo sentirlo. Creo que funcionará.

¡Usted es un genio!


No he estado en Londres en más de 10 años.

Ese es un dibujo realmente bueno, Bobby.

Bobby, Bobby.

No puedo evitarlo, Sr. Summers, estoy muy nervioso.

Siento como si fuera a explotar.

Mira, muchacho, repasamos esto una y otra vez.

Entiendo cómo te sientes, y por qué te sientes así.

Ya te lo dije, déjamelo a mí.


Dios, es Bobby. Hola, Bobby.

Hola.

Bobby ha vuelto. Que extraño.

Mi querido Phillip, adiós. Te veo pronto.

Lo espero con ansias. Y recuerde, yo invito la próxima vez.

Lo veo de nuevo pronto. Sí.

Vaya, vaya, mira quién ha regresado.

Estoy muy contento de verte, Bobby.

Espera sólo un momento.


Janet. ¿Sí, Sr. Bernard?

Dígales que entren ahora. No quiero llamadas, interrupciones, nada.

Entiendo.


Quizás--

Por qué no me presentas a este caballero, Bobby.

Este es el Sr. Summers.

Sr. Summers, este es mi padrastro.

Por favor, perdóneme, Sr. Summers.

Tengo que admitir que esto me ha tomado por sorpresa.

Empezaba a pensar que no volvería a ver de nuevo a Bobby.

Por supuesto, le estoy muy agradecido por habérmelo traído de regreso.

Por favor, siéntense.

De hecho, usted está equivocado.

No traje a Bobby de regreso.

Él quería volver.

Tiene algunos asuntos que tiene que arreglar con usted y...

...estoy aquí para ayudarlo.

¿Ayudarlo?

¿En calidad de qué, si puedo preguntar?

Nada oficial.

Por favor, considéreme...

...como un amigo preocupado.

¿Amigo?

Supongo que Bobby le ha estado contando historias.

Tiene una imaginación vivaz.

La gente tiende a no tomarlo muy en serio.

Bueno él, me ha contado ciertas cosas, sí.

¿Y?

Y me inclino a tomarlo en serio.

¿Qué quiere decir?

Quiero decir que creo que puedo resolver el problema de Bobby por usted.

¿Exactamente cómo se propone hacer eso, Sr. Summers?

Bueno, Bobby ha estado viviendo conmigo en Cornwall...

...desde el comienzo del verano.

Y él me ha dicho que es feliz...

...y que le gustaría quedarse indefinidamente.

Y ha sido muy útil para mí en mi trabajo.

¿De veras?

¿Eso es cierto?

Sí, es cierto.

He estado trabajando con el Sr. Summers.

Él ha sido muy amable conmigo...

...y no me he sentido enfermo en lo absoluto.

No realmente.

Bueno, bastante diferente de cómo me sentía antes.

Cielo santo, el chico sabe hablar.

Felicitaciones, Sr. Summers, sus servicios...

...claramente han rendido sus frutos.

¿Pero por qué vienen a pedirme permiso?

Bobby es un adulto. Puede hacer lo que le plazca.

El hecho de la cuestión es que Bobby se puso muy ansioso...

...luego de encontrarse con el Sr. Whiteside en la playa.

Él estaba preocupado que...

...una vez que se conociera su paradero...

...usted pudiera decidir ir a buscarlo.

Bueno, eso lo perturbaba tanto...

...que le sugerí que volviera por iniciativa propia...

...y le contara exactamente cuál es su nueva situación.

¿Y?

Bueno, entonces él me dijo...

...que estaba preparado para considerar la posibilidad...

...de transferirle la propiedad de Platts...

...a usted.

Con ciertas condiciones, por supuesto.

¿Eso es todo?

Sí. Sí, creo que sí.


Idiota.

¿Transferirme Platts?

Ya soy dueño de Platts. Platts es mío.

Tu escapada lo hizo posible.

Y ahora vuelves, patético idiota--

¡Oiga, deténgase! ¡Déjelo tranquilo!

¿Dejarlo tranquilo?

Usted déjelo tranquilo...

...asqueroso pervertido.

Basura humana...

...indecible basura humana.

¡Suéltalo!

¡Sr. Summers! ¡Sr. Summers!

Escúchame.

Haz exactamente lo que yo diga.

Un ruido, un crujido que levante la sospecha de cualquiera...

...y tu Sr. Summers está acabado. ¿Lo entiendes?

Levántalo.

Janet. ¿Sí?

Necesito el auto, en el fondo de la tienda. Inmediatamente.

El Sr. Summers no se encuentra bien. Lo voy a llevar a Urgencias.

¿Debo llamar al hospital?

No hay necesidad de escándalo. La llamo más tarde.

Este hombre no está bien. Lo llevaremos a Urgencias.

Está bien, Sr. Bernard.

Sr. Summers, ¡despierte!

¿Lo llevaremos al hospital?

Difícilmente sea necesario.

Pero está lastimado. Necesita ayuda.

Creo que cambié de opinión sobre Cornwall.

Quizás deba dejar que tú y el Sr. Summers jueguen a la casita, al fin y al cabo.

Me gustaría ver dónde te estuviste escondiendo todas estas semanas.

¿Es difícil de encontrar?

No, puedo encontrarlo.


Él está bien.

Duerme como un bebé.

¿Puedes encontrar su casa desde aquí?

Bueno, ¿puedes llevarnos allí desde aquí?

Si tú no me lo dices, me lo tendrá que decir él, ¿no es cierto?


No lo puedo cargar yo solo todo el camino.


Un lugarcito encantador, ¿no es cierto?

¿Hay algo para tomar?

El whisky del Sr. Summers.

Está allí.

Tráemelo, entonces.


Sr. Summers.


Que maldito escándalo.

Bueno, hay luz ahora.

¿Hay una pala aquí?

¿Hay una pala aquí?

¿Por qué?

Porque quiero cavar un hoyo, por eso.

¿Para qué?

¿Qué importa? ¿Puedes excavar, no?

Puedo enterrar cosas.

¿Puedes? ¿Dónde está la maldita pala?

Hay una afuera, junto al lavatorio.


Por favor, manténgase despierto.

Lo quiero.

No se muera.

Por favor, no se muera.

No puede morirse.

¿Qué voy a hacer sin usted?

No dejes que te destruya, Bobby.

No le dejes destruir--

Engáñalo.

Tiéndele una trampa.

Mátalo.

Él caerá.


Cava.

Cava largo y profundo.


Pensé en escaparme.

¿Pero cómo podría dejar al Sr. Summers?

Una vez que empecé a cavar, realmente no quería detenerme.

Pensé en toda clase de cosas mientras excavaba aquel hoyo.

Podía escuchar el sonido del mar...

...que me hacía pensar lo grande que era el mar y lo pequeño que era yo.

Parecía que realmente yo no importaba, dado que era tan pequeño.

Y pensé en los pájaros...

...y en los pequeños animales. Y luego de ellos, en los insectos.

Y después de ellos, había cosas aún más pequeñas...

...cuyos nombres no conocía.

Y había árboles y plantas y pastos, y todos estaban vivos.

El Sr. Summers pensaba que todas esas cosas importaban.

"Si no importaran..." decía él...

"...¿para qué están ahí? ¿Y por qué son tan hermosas?"

Entonces pensé que, si todas esas cosas sí importan...

...entonces quizás yo también fuera importante.

Y por un rato me sentí un poco mejor.


¿Por qué te detuviste?

Porque ya terminé. No, no terminaste.

Necesito otro hoyo, igual a éste.


Es suficiente por ahora. Estoy sediento.

Puedes dejar la pala.


Es sólo un sapo. Es un sapo.

Es inofensivo.

No hay nada que temer.

Mire.

Puedo tomarlo.

No le hace daño a nadie.

Mire.

Pequeño bastardo.

¡Deténgase! Hay dinero. Montones de dinero.

¿Dinero? ¿Qué dinero?

El dinero del Sr. Summers. Dinero que él tiene. Hay montones.

¿Cuánto hay? ¿50 Libras? ¿100 Libras?

Supongo que crees que 100 Libras es una gran cantidad de dinero--

No, son miles. Lo prometo, son miles.

¿Dónde están entonces? Debajo del ropero.

Ve a traerlos entonces.


Está cerrado. La llave, ¿dónde está la llave?

En el llavero del Sr. Summers.

¿Qué estás haciendo?

Nada.

Hay más.

Ahí abajo.

¿Más?

El Sr. Summers dijo que había tres cajas más.

Ahí abajo. Justo bajo el suelo.

Espero que tengas razón.

¿Puedes ayudarme?


¡El Gordo!

¡Odio a El Gordo!


¡Sr. Summers! Sr. Summers, he vuelto.

¿Sr. Summers?

He vuelto.

¿Puede oírme?

He vuelto.


Me llevé tanto dinero del Sr. Summers como podía cargar...

...luego enterré el resto en el hoyo que El Gordo me hizo cavar para mí mismo.

Tuve que alejarme en caso de que alguien viniera a buscarnos...

...luego de que El Gordo no volviera.

Ahora hago el trabajo solo, en todos lados.

Donde sea que esté.

Un día encontré un campamento de viajeros.

Ahora vivo allí, con mi perro, en una carpa que compré.

Pero noche tras noche...

...en mis sueños...

...me convierto en algo muy pequeño en un bosque de pastos altos.

Puedo oír el sonido del mar y del bambú...

...muy fuerte.

Y puedo sentir al Sr. Summers cerca mío...

...susurrándome en la oscuridad.